22 de octubre de 2021

Uso correcto de las luces antiniebla del coche

Los faros antiniebla al igual que cualquiera de las luces de un vehículo, desempeñan una doble misión: dejar ver y ser vistos. Estas pueden ser delanteras y traseras, y se diferencian por su posición, función y características.

Luces antiniebla obligatorias y las que no

Antiniebla trasero: la única luz antiniebla trasera obligatoria es la luz roja izquierda, aunque algunos coloquen una extra a cada lado por razones estéticas. Es muy intensa y su función es permitir a los usuarios detectar un coche circulando, aun y cuando la visibilidad sea muy pobre. Si se utiliza en condiciones en las que no sea necesaria, podría resultar muy incómoda para los demás conductores; en lugar de dar seguridad, podría ser la causante de graves accidentes.

Antiniebla delanteras: los faros antiniebla delanteros son blancos. Muchos modelos de coches los traen instalados, pero no todos, ya que no son obligatorios. Su luz no tiene demasiado alcance y su función es alumbrar justo delante del vehículo, aun así puede deslumbrar o ser muy molesta para los demás conductores al usarla cuando no es preciso.

¿En qué situaciones se usan las luces antiniebla?

Pese a su nombre, estas luces no son de uso exclusivo cuando hay la niebla, sino que fueron pensadas para situaciones en las que haya una muy baja visibilidad, como sucede cuando hay lluvia intensa, polvo y nieve, sin importar que sea de día o de noche.

Con lluvia: el uso de los faros antiniebla con la lluvia dependerá de su intensidad. Si la tormenta es muy fuerte al punto de afectar en gran medida la visibilidad, es permitido que las encienda tantas como tenga su coche.

Con humo o polvo: es posible que en carretera se le presente alguna vez una nube de polvo. Las antiniebla delanteras pueden activarse frente a todo tipo de nube; pero, las traseras deben usarse solo si la visibilidad es demasiado baja, dado que si las activa en circunstancias distintas, podrían sancionarlo.

Con nevadas: las luces delanteras se utilizan independientemente de lo intensa que sea la nevada. Las traseras solo son permitidas cuando sea difícil ver y ser visto.

Con niebla: si la niebla es espesa deben encenderse las traseras, mientras que si se trata de algo ligero solo se requiere de las delanteras.

Es importante recordar que en cualquiera de los casos anteriores, debe apagar las luces antiniebla una vez que se aclare la visibilidad. Asegúrese de que las luces funcionen correctamente antes de salir de casa al momento de la revisión diaria. Si amerita reparaciones, pruebe buscar los repuestos en desguaces online. En las centrales de desguaces hay una mayor posibilidad de conseguir cualquier pieza, ya que puede ubicar algún despiece volkswagen, de mini, de skoda, entre otras marcas.

Te pueden interesar