23 de abril de 2021

El esquí es para todas las edades.

Creo que el esquí es uno de los pocos deportes practicados por personas de todas las edades y de ambos sexos practicado tal vez durante pocos días al año o en esa única semana rigurosamente blanca que es cita obligatoria para muchos y que representa un apartado fijo en el presupuesto de muchísimas familias. 

Como ahora ya no hay fronteras me parece que le escribí expresa como pocos deportes un irresistible deseo de libertad. Se entiende, junto algunas preocupaciones justificadas, que el número cada vez mayor de personas que acuden a la montaña en todas las estaciones impone una renovada atención hacia nuestro valioso patrimonio cultural. 

Considero que el encanto de este deporte se debe, en buena parte, a la atracción que ejerce la montaña en invierno y a la extraordinaria variedad fantasía de sus formas y paisajes. Yo mismo me doy cuenta que, concluida la época de los grandes retos, los esquís siguen siendo para mí los instrumentos más bellos y útiles para acercarme a la eterna fascinación de las montañas. 

Me satisface ver que en estas páginas, junto a tantos consejos para lograr en breve el perfecto dominio de los esquís y ese instrumento divertido y un poco loco, conocido como snowboard, se dedican algunas recomendaciones al respecto por la montaña, hoy cada vez más amenazada por la gran afluencia de turistas. 

Quisiera que todos el mundo, en esos maravillosos kilómetros de pistas disponibles, dejase a un lado neurosis y frustraciones. Solo así podremos obtener del deporte blanco alegría, juventud, salud y poesía. En esqui.online lo saben y por eso ya están preparados para la nueva temporada.

Hoy no es difícil quemar etapas, convertirse en poco tiempo en campeón. Esquís y bastones son cómodos e inteligentes, las pistas amorosamente alistadas con monstruosos vehículos de cadenas que hablan, batten, fresan, compactan y tritura eventuales placas de hielo. Se esquía acompañado del beep beep especial de las tarjetas magnéticas que desbloquean la entrada del telesquí se introducen en suaves alfombras, de las que aereos sillones de 4 plazas te recoge la mente. O se sube en teleféricos amplios como los compartimentos de los trenes de alta velocidad que se deslizan sin sobresaltos.

Te pueden interesar

2 min de lectura
2 min de lectura
2 min de lectura