Archivo | septiembre 2017

Las tendencias marcan el ritmo del mercado

Hoy en día es muy común buscar repuestos usados para coches, ya que nos ahorramos una buena cantidad de dinero en los repuestos que necesita nuestro vehículo para funcionar bien. La calidad de las piezas de segunda mano cada vez es mejor ya que la demanda es mayor y por eso los dueños de los desguaces venden piezas cada vez más nuevas. Gastar dinero sin necesidad es una tontería ya que todos buscamos lo más económico y más asequible posible, ya que no estamos muy boyantes en lo que a dinero se refiere. España es el país que más productos de segunda mano compra y vende. La proliferación de páginas web y tiendas de artículos de segunda mano cada vez es mayor y es porque todos tenemos en casa alguna cosa que no utilizamos desde hace mucho tiempo, o que compramos, usamos una vez y lo llevamos al trastero hasta la próxima vez que lo necesitemos, cosa que ya no ocurre. Todos estos productos tienen salida en el mercado de segunda mano por lo que buscamos la manera de venderlos y así sacar un pequeño beneficio con la venta.

Las aplicaciones de venta e intercambio están muy de moda, constantemente vemos anuncios en televisión que nos aconsejan que no guardemos las cosas inservibles, nos dicen que les demos otra vida reciclándolos.

Estamos acostumbrados a comprar por comprar, muchas de las cosas que adquirimos lo hacemos por puro capricho o por que es la moda del momento…después de varias semanas pasa de moda y ya se queda guardado hasta quedarse obsoleto. Estos objetos, muebles, prendas de vestir y accesorios varios son los que acaban a la venta en las tiendas de segunda mano. También los coches han tomado mucha fuerza en este aspecto, más de la mitad que se compran y venden en España son de segunda mano, al igual que las motos. Hay coches que se quedan en muy buen estado después de que el propietario decida venderlo para comprar otro mejor, estos coches se venden por un precio bastante inferior al de su precio inicial y es probable que todavía tengo varios años de uso. Los ciclomotores corren con la misma suerte, tras ser usados unos años acaban cambiando de propietario. Este mercado de productos de segunda mano mueve millones de euros anuales. Una buena manera de capear el caos económico que asola España, una buena manera de salir adelante.